Conoce lo que te ocultan del dióxido de cloro

¿Qué es el Dióxido de Cloro?
Es un compuesto químico en forma de gas amarillo-rojizo. Su fórmula química es (CLO2), es un potente oxidante y muy soluble en agua. Su estructura molecular es muy diferente a la del cloro (CL) y se utiliza principalmente para desinfectar superficies, potabilizar el agua para consumo humano, eliminar moho y hongos en frutas, para blanquear la pulpa de papel entre otros. El dióxido de cloro ha sido estudiado por más de cien años.
Pero, ¿por qué se hizo noticia en los últimos meses?
Debido a la pandemia por Covid-19 que se desarrolla en el mundo, ante la falta de un tratamiento específico para curar este virus, los anuncios apocalípticos y contradictorios de la OMS. Médicos y científicos en diferentes partes del mundo se han planteado el uso de Dióxido de Cloro para el tratamiento de pacientes positivos para covid-19. Los resultados obtenidos han sido asombrosos, en el 100% de pacientes atendidos se ha observado la recuperación total de la salud.
No es la primera vez que el dióxido de cloro o CDS como es comúnmente conocido es utilizado para tratar inconvenientes de salud. Anteriormente se utilizaba bajo el nombre de MMS.
 
Ante los resultados tan positivos del uso del dióxido de cloro en el tratamiento del covid-19, esto debería ser una gran noticia, pero NO; se ha iniciado una campaña por redes sociales, medios de comunicación, censura e incluso se ha llegado a judicializar el tema. Médicos que promueven el estudio de este compuesto químico han llegado a denunciar amenazas de las cuales han sido víctimas. En otros países lo están adoptando de manera regional, ya que no existe un país donde su máxima autoridad en materia de salud tome el caso y lo estudie o apruebe como tratamiento.
Lo que dicen los medios de comunicación.
 
En los medios de comunicación se han dado a la tarea de descalificar el uso del dióxido de cloro sin ningún aporte científico. La lógica dice que deberían apoyar que se realicen estudios para determinar si se puede lograr un avance en el tratamiento eficaz del virus que amenaza a la población. Pero por el contrario hacen referencia a recomendaciones de institutos extranjeros como la FDA y la muy cuestionada OMS, sin ninguna evidencia y con manipulaciones y falsas afirmaciones que aquí les demostraremos.
 
Estos Expertos que declaran en los medios de comunicación aseguran que el Dióxido de cloro es lejía la nomenclatura de la lejía es NaCLo, el dióxido de cloro es CLO2, evidentemente dos compuestos químicos diferentes, afirman que su único uso es industrial, como desinfectante y para blanquear pulpa de papel. Pero nada más alejado de la realidad, ya que el dióxido de cloro se utiliza para productos para la piel, cremas y enjuagues bucales, uso veterinario, potabilización del agua y para la purificación de la sangre para transfusiones.
Estos expertos aseguran no se han realizado estudios científicos del dióxido de cloro sobre su efectividad para tratar enfermedades y que es un compuesto químico tóxico.
 
“Todo es veneno y nada es veneno, solo la dosis hace el veneno” Paracelso
Pero el 22 de marzo de 2017 se publicó un estudio en la revista científica Enviromental research and public health llamado: evaluación de la eficacia y seguridad de la solución de dióxido de cloro. También es muy común escuchar decir que el dióxido de cloro no es un medicamento y que no se utiliza para tal fin, sin embargo el mismo es designado como medicamento huérfano por el parlamento Europeo para el tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica.
En las redes sociales han baneado toda la información sobre los testimonios de los pacientes recuperados gracias al dióxido de cloro, y no solo de covid-19, sino también de otras patologías incluyendo casos de cáncer terminal.
¿por qué ha sido vetado el dióxido de cloro?  tiene una respuesta obvia. No olvidemos los grandes monopolios que se enriquecen con la enfermedad de las personas, nos quieren enfermos, débiles e ignorantes. La única y clara intención es que somos consumidores de medicamentos y así nos quieren mantener.
Necesitando vacunas, medicinas y terapias médicas invasivas, las grandes élites y la industria de la salud han logrado dominar a la población mundial.
Compartir:

comentarios