¿Qué es la medicina natural?

La Medicina Natural o naturopatía es un método de curación que utiliza sustancias y remedios naturales para tratar las enfermedades y restablecer el equilibrio interno de nuestro organismo.

A diferencia de la medicina tradicional o convencional, que se centra en los síntomas de la enfermedad y en la administración de fármacos, la naturopatía aborda la salud desde un enfoque global. Este planteamiento, que se conoce como enfoque holístico (del griego: “todo”, “en su totalidad”), pone énfasis en el cuidado del cuerpo desde tres vertientes: la física, la emocional y la espiritual.

La medicina natural parte del concepto de “fuerza vital” desarrollado por Hipócrates (460-377 a.C.), el padre de la medicina. Hipócrates afirmaba que en nuestro organismo existe una fuerza interior que nos lleva a la autocuración y centraba su método de trabajo en el cuidado de la alimentación, en corregir o modificar la actitud frente a la vida y en el ejercicio físico. De esta manera, el enfermo tomaba conciencia de su responsabilidad frente a los problemas de salud y pasaba a formar parte activa del proceso de curación.

La “fuerza vital“ de Hipócrates está presente en buena medida en los programas de curación naturista. Todos prestan una atención especial a los siguientes aspectos:
Curacion natural

  • Alimentación sana: aportar al organismo los nutrientes adecuados y eliminar o reducir el consumo sustancias que puedan resultar nocivas (bebidas alcohólicas, café, grasas, azúcares, drogas, etc.).
  • Actitud mental: corregir pensamientos, comportamientos y actitudes que nos puedan provocar malestar y conducir a la enfermedad.
  • Cambio de hábitos: realizar ejercicio físico, descansar adecuadamente, poner atención en la respiración, reducir el estrés, estar en contacto con la naturaleza, etc.

Ventajas de la medicina natural frente a la tradicional

La medicina natural posee varias ventajas adicionales con respecto a la medicina alopática:

  • Importancia del enfoque holístico: a diferencia de la medicina tradicional, la medicina natural no sólo trata de eliminar los síntomas de la enfermedad, sino que cuida a la persona en su totalidad, con tratamientos integrales que atienden al cuerpo, las emociones, la mente y el plano espiritual.
  • Atención personalizada: las medicinas alternativas ofrecen una atención personalizada, con tiempos de visita largos y adecuados a las necesidades del paciente. Este aspecto difiere enormemente del modelo sanitario convencional, donde el tiempo que se dedica al enfermo suele ser breve.
  • El número de estudios sobre los tratamientos naturales es cada vez mayor y poseen rigor científico.
  • La medicina natural centra sus esfuerzos en favorecer la autocuración y otorga una gran importancia al plano espiritual del paciente. La medicina tradicional, por contra, basa su terapia en la administración de fármacos, con lo que favorece los intereses del sector farmacéutico.
  • Otro gran beneficio de la naturopatía se encuentra en el aspecto de la prevención. La medicina tradicional suele intervenir cuando el paciente ya presenta síntomas de enfermedad. En medicina natural, por el contrario, se insiste en la importancia de trabajar por la salud de forma continua y prevenir de esta manera la aparición de la enfermedad.
  • Los tratamientos que se utilizan en medicina natural son muchos más suaves que los empleados en la medicina convencional. Además, al trabajar únicamente con sustancias naturales, las contraindicaciones y efectos secundarios son mucho menores que los de la farmacología convencional.

Medicamentos medicina alopaticaPese a la disparidad de criterios entre defensores y detractores de la medicina natural, lo cierto es que la medicina alternativa gana adeptos año tras año. Los últimos estudios sobre la materia elaborados en Estados Unidos señalan que más de la mitad de los enfermos utiliza las terapias naturales como complemento a la medicina tradicional.

Entre los facultativos también se detecta un aumento del interés hacia la naturopatía. En países como Alemania y Austria, por ejemplo, los médicos recetan a sus pacientes hierbas medicinales, que están cubiertas por los seguros de salud. Muchos de estos facultativos admiten que sus pacientes recurren a la medicina natural para evitar las contraindicaciones de los fármacos convencionales.

El médico naturópata y su método de trabajo

El naturópata es el terapeuta especialista en medicina natural que nos ayudará a recuperar nuestro estado de salud. Se trata de personas formadas en diferentes disciplinas, como anatomía, fisiología, bioquímica, nutrición…cuya misión es prevenir y abordar los problemas de salud utilizando los recursos que proporciona la naturaleza.

Los médicos tradicionales utilizan procedimientos alopáticos, es decir, analizan los síntomas de la enfermedad y aplican fármacos para luchar contra ella. El planteamiento de los naturópatas es totalmente diferente: intentan averiguar las causas de la enfermedad y proporcionan los medios necesarios para eliminarla y evitar que reaparezca. Se trata, en suma, de estimular en nosotros las fuerzas de autocuración propias de cada ser.

Para llevar a cabo esta función, el naturópata puede servirse de diferentes métodos. Por lo general, todos incluyen el uso de plantas medicinales y la aplicación de terapias alternativas. La pauta de trabajo suele ser la siguiente:

  • Descripción de la enfermedad: el terapeuta preguntará al paciente sobre los síntomas que presenta, antecedentes familiares, hábitos de vida, etc., a fin de determinar el origen de la afección y establecer una línea curativa.
  • Modificación de pautas alimentarias: se suelen introducir cambios en la dieta (dietoterapia), añadiendo alimentos beneficios para curar la enfermedad y excluyendo los que puedan resultar perjudiciales.
  • Tratamientos con plantas medicinales (fitoterapia) y suplementos (vitaminas, minerales, etc.)
  • Terapias naturales: el naturópata podrá recomendar alguna medicina o terapia alternativa que ayude a solucionar el problema de salud.

Las personas que acuden a los profesionales de la medicina natural pueden agruparse en cuatro categorías:

  • Pacientes que no encuentran solución a sus enfermedades con la medicina tradicional y que desean probar nuevos remedios con la medicina alternativa.
  • Personas que se sienten enfermas y desean tratar sus padecimientos de forma natural.
  • Enfermos que están recibiendo tratamiento con medicina tradicional y que buscan complementar esas terapias con métodos naturales.
  • Personas preocupadas por la prevención que buscan asesoramiento para corregir y evitar posibles problemas de salud.

Las plantas medicinales, base de la medicina natural

La fitoterapia (del griego fitos=planta) es una disciplina médica que utiliza plantas (hierbas, arbustos, árboles, frutos) y sus derivados para aliviar o curar enfermedades y es fundamental en medicina natural. Se trata de una práctica antiquísima utilizada en todas las cultura y durante muchos años fue el único recurso de que disponían las personas para hacer frente a los problemas de salud.
Plantas y hierbas medicinalesLa Medicina Tradicional China y la Ayurvédica hacen un uso amplio de las plantas medicinales. El consumo de este tipo de producto está muy extendido en los países orientales y se ha disparado también en Occidente, principalmente en los Estados Unidos.

La fitoterapia tradicional describía alrededor de 700 especies de plantas con propiedades medicinales. A continuación resumimos algunas de las más populares:

· Ajo: antibiótico natural, estimula el sistema inmunológico. Mejora la salud cardiovascular. Es muy saludable comer un par de dientes crudos machacados. También se pueden triturar y añadirlos al zumo de verduras.

· Diente de León: se usa comúnmente para desintoxicar el hígado y para tratar la retención de líquidos. También se utiliza para tratar infecciones. Es fuente de vitaminas A y C.

· Jengibre: es un potente antiinflamatorio, por lo que es adecuado para tratar el dolor de articulaciones, muy beneficioso para casos como artritis o como la artrosis. Ayuda a resolver trastornos digestivos, combate las náuseas y propiedades antibacterianas. Se puede tomar en infusión o agregarlo a las sopas.

· Lavanda: tiene un amplísimo campo de aplicaciones. El aceite de lavanda posee propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, tiene poder relajante, sirve también para los problemas de piel y ayuda en la digestión.

· Manzanilla: se utiliza habitualmente para calmar el malestar estomacal, como los dolores producidos por la gastritis. Es antiinflamatoria, antibacteriana y también tiene propiedades relajantes. En forma de aceite, se utiliza para aliviar problemas en la piel, como la psoriasis, la varicela o la dermatitis de pañal.

· Melisa: es uno de los mejores remedios contra los síntomas de nerviosismo, por lo que es muy útil para combatir el estrés, la ansiedad, los espasmos musculares y las taquicardias o palpitaciones.

· Menta: es muy beneficiosa para el sistema respiratorio, para el tratamiento del dolor abdominal y para las afecciones dentales. El aceite de menta sirve también para aliviar el dolor de cabeza. Bastará con poner unas gotas en nuestra muñeca o en un pañuelo e inhalarlas. Suele tomarse en infusión o fresca en las ensaladas.

· Salvia: alivia los resfriados y la tos, calma el sistema nervioso y ayuda en la digestión. El aceite esencial extraído de esta planta es útil contra la rigidez muscular y el reuma. El vapor obtenido de la salvia hervida es un excelente mitigador para el asma.

· Tomillo: es una hierba aromática muy rica en antioxidantes, por lo que ayuda a combatir el envejecimiento. Es útil para prevenir enfermedades cardiovasculares y posee numerosos nutrientes y minerales, como las vitaminas A y C, el hierro, el cobre y manganeso. El aceite de tomillo es útil para el dolor y para tratar heridas y problemas de piel.

· Hierbaluisa: es una planta digestiva que se utiliza frecuentemente para calmar los denominados “nervios en el estómago”. Ayuda a combatir las náuseas, la flatulencia y el ardor de estómago. También es útil para aliviar los síntomas del resfriado.

· Valeriana: se utiliza tradicionalmente para tratar el nerviosismo y la ansiedad. Ayuda a conciliar el sueño y es un excelente relajante muscular.

Las plantas medicinales pueden tomarse de diferentes formas. Aunque lo más habitual es preparar con ellas una tisana, también podemos utilizarlas para hacer jarabes, lociones, aceites, cremas, ungüentos, vapores, baños e incluso para elaborar recetas totalmente naturales.

Las plantas son, así mismo, una pieza fundamental en la elaboración de remedios caseros. Aquí tenemos 5 ejemplos:

  • Si tenemos sequedad ocular, podemos fabricar nuestros propios colirios con malva, alcachofera y manzanilla.
  • Para desintoxicar el organismo, podemos hacer una infusión a base diente de león, zarzaparrilla y romero. Otra posibilidad es combinar frutas y verduras con plantas medicinales.
  • Para combatir los piojos, podemos preparar una loción con romero, eucalipto y unas gotas de limón.
  • Los cabellos estropeados podemos tratarlos con aceite esencial de lavanda, manzanilla romana, romero y albahaca.
  • La infusión de manzanilla es muy recomendable para tratar el eczema. Otra opción es hacer un té de caléndula y añadirle 5 gotas de aceite esencial de lavanda.

Las enfermedades más tratadas con medicina natural

La medicina natural puede tratar con éxito cualquier tipo de enfermedad, desde las que se encuentran en fase inicial hasta los cuadros crónicos. Cada vez es más común observar personas que abordan el cáncer desde una perspectiva natural.

La naturopatía nos ayuda tanto en afecciones crónicas como la diabetes, como a regular alteraciones más puntuales como un colesterol alto, haciéndonos también más llevaderas etapas o ciclos humanos como sería el caso de la menopausia.

A continuación mostramos una lista con 10 dolencias comunes y su principal forma de tratamiento:

  • Problemas digestivos: se tratan con plantas medicinales (manzanilla, regaliz) y yogures probióticos.
  • Resfriados: plantas medicinales (echinacea) y remedios caseros (vapores)
  • Ansiedad: para este trastorno son muy útiles el yoga y la meditación. Plantas medicinales: tila, hierbaluisa, valeriana, etc.
  • Depresión: meditación y yoga
  • Fibromialgia: masajes y respiración profunda.
  • Síndrome del colon irritable: probióticos.
  • Insomnio: ejercicios de relajación, de respiración, la musicoterapia, la meditación, entre otros.
  • Dolor de cabeza, migraña: acupuntura.
  • Dolores de espalda y articulares: tratamientos quiroprácticos y ejercicio.
  • Alergias: se suelen tratar con multivitamínicos, técnicas de respiración profunda y plantas medicinales.

Medicinas naturales y terapias alternativas

Plantas de la medicina natural chinaExisten una infinidad de tratamientos, técnicas y terapias naturales que pueden ayudarnos a restablecer los desequilibrios de nuestro organismo. Algunas son tan extensas que constituyen en sí medicinas completas, como es el caso de la MTC, o Medicina Tradicional China, y la medicina Ayurvédica.

· La Medicina Tradicional China, con más de 3.000 de antigüedad, busca regular y equilibrar las energías de nuestro organismo. Sus principales herramientas son la acupuntura, la fitoterapia china, el masaje Tiu Na, el Chi Kung y la moxibustión.

· La acupuntura es la estimulación mediante agujas de diferentes puntos energéticos de nuestro organismo, que se encuentran ubicados a lo largo de 12 meridianos. Se utiliza comúnmente para tratar el dolor, pero posee un amplio campo de aplicaciones.

· La fitoterapia china clasifica las plantas según parámetros como la energía (frío, calor, tibieza y frescor), el sabor (ácido, amargo, dulce, picante, salado), la dirección (ascendente o descendente) y los efectos sobre los órganos básicos del organismo (dispersar, consolidar, purgar y tonificar).

· El masaje Tiu Na, al igual que la acupuntura, trabaja también sobre los canales energéticos del cuerpo, pero no utiliza agujas sino que se aplica a través de las manos.

· El Chi Kung o Qi Gon es una técnica que une el movimiento, la respiración y la meditación y pretende favorecer y facilitar la circulación de la energía vital.

· La moxibustión utiliza hojas prensadas de Artemisia a las que se da forma de cigarro. Esta herramienta natural, denominada moxa, se prende como si fuera tabaco y se aplica sobre diferentes puntos del cuerpo. Se suele combinar con la acupuntura para equilibrar las energías.

La Medicina Ayurvédica o Ayurveda (en sánscrito, “ciencia de la vida)es, junto con la medicina tradicional china, uno de los sistemas médicos más antiguos en la historia. Es originario de la India y afirma que todas las partes del Universo, incluido el cuerpo humano, están formadas por cinco elementos que deben equilibrarse: tierra, agua, fuego, aire y espacio. La medicina ayurvédica clasifica a las personas en función de sus elementos predominantes y establece tres categorías o doshas: vata, pita y kapha. Cuando una persona tiene un desequilibrio en alguno de los cinco elementos aparece la enfermedad, que debe contrarrestarse con las fuerzas antagónicas.

La medicina ayurveda busca restablecer la salud a través de la alimentación, la mejora de la condición física, el equilibrio emocional y el bienestar ambiental. Los métodos curativos ponen especial énfasis en las hierbas medicinales y en los masajes con aceites esenciales.

La Homeopatia (del griego: homeios=semejante y pathos=enfermedad) es otro gran método terapéutico de la medicina alternativa . Funciona a través de la teoría de la similitud elaborada por el médico alemán Samuel Hahnemann a finales del siglo XVIII.

Según este planteamiento, una sustancia que genera unos síntomas determinados en una persona sana, curará los mismos síntomas en un enfermo si se administra en dosis mínimas. La homeopatía se utiliza para el tratamiento de numerosas enfermedades, tanto agudas como crónicas, y se considera una excelente medicina preventiva.

Terapias alternativas

terapias alternativasComo decíamos, los especialistas en medicina natural disponen infinidad de tratamientos y terapias para abordar los problemas de salud. Se las conoce como “terapias alternativas”, ya que son procedimientos que no pertenecen al ámbito de la medicina tradicional.

A continuación resumimos las más utilizadas:

Terapias de integración cuerpo–mente: son aquellas en las que predomina el enfoque holístico, es decir, el que busca un equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Entre ellas destacan:


Disciplina originaria de la India que combina los ejercicios físicos (posturas o asanas), la respiración y la meditación para armonizar cuerpo, mente y espíritu. Existen multitud de tipos de yoga. Los más practicados son el Hatha Yoga, muy físico y centrado en las posturas, o el Kundalini, que combina las asanas con el canto de mantras, ejercicios respiratorios (pranayamas) y meditación.
Práctica de concentración que busca liberar la mente del flujo pensamientos cotidianos para focalizarla en un único elemento, como puede ser la respiración o la recitación de mantras. La meditación tiene enormes beneficios para la salud. Se utiliza a menudo para abordar desequilibrios emocionales y combatir el estrés.
Basa su trabajo en los efectos positivos de la risa sobre el estado de ánimo de las personas. Las sesiones de risoterapia se desarrollan en grupo y buscan contagiar la risa entre los participantes. El acto de reir libera endorfinas que conducen al bienestar.
Consiste en utilizar la música para facilitar y promover aspectos como la comunicación y las relaciones. La música puede tener un efecto sedante o estimulante. En los ancianos, aumenta la capacidad de atención y ayuda a mantener la movilidad de las articulaciones.

Terapias basadas en la energía: son prácticas en las que se utilizan los campos de energía para curar, como por ejemplo:

Técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos. Pone énfasis en el trabajo sobre los chakras, las 7 ruedas de energía situadas a lo largo de nuestro cuerpo. Los ckakras gobiernan los órganos o glándulas del organismo. El cuarto chakra (Anahata), por ejemplo, situado en el pecho, se ocupa del corazón y los pulmones.
Curación con la ayuda de gemas o cristales naturales. Cada cristal posee unas vibraciones y resonancias específicas que lo hacen adecuado para el tratamiento de enfermedades y para restablecer desequilibrios energéticos.
Método alternativo basado en las propiedades curativas de los colores. De acuerdo con la cromoterapia, los colores tienen un poder vibratorio capaz de influir sobre nuestras emociones y actúan también a nivel físico. Cada chakra se identifica o “resuena” con un color determinado.

Terapias basadas en la manipulación del cuerpo: son aquellas en las que el terapeuta manipula el cuerpo del paciente para mejorar su salud.

Es la aplicación de presión sobre puntos o áreas específicas de los pies, manos, orejas o nariz. Según la teoría de la reflexología, cada punto se corresponde con un órgano o glándula del organismo, de manera que si se aplica sobre ellos una presión adecuada se obtiene una mejoría en el órgano enfermo.
Masaje manual sobre los tejidos blandos. Sirve para estimular, descontracturar o relajar zonas doloridas.
Masaje tradicional japonés en el que se ejerce una presión con los pulgares o con las palmas de las manos para canalizar la energía.
Se basa en la creencia de que los huesos, músculos y articulaciones juegan un papel fundamental en la salud general del organismo. Las terapias incluyen estiramientos y manipulación de las articulaciones.
Masaje suave y circular que ayuda restablecer el equilibrio del agua en el cuerpo y eliminar líquidos.
Es la utilización del agua en sus diferentes formas (agua caliente, agua a presión, vapor, hielo, etc.) para tratar enfermedades o lesiones. Es el tipo de terapia que suele aplicarse en lugares como balnearios y saunas. Los tratamientos con agua mejoran la circulación cardiovascular, alivian contracturas y reducen la ansiedad.

Terapias de base biológica: junto a la fitoterapia, a la que ya nos hemos referido, existen otros tratamientos que tienen como base plantas o hierbas medicinales.

Remedio que utiliza la esencia de 38 flores silvestres de la región de Gales. Cada flor tiene una frecuencia vibratoria diferenciada, que se utiliza para armonizar y corregir desequilibrios emocionales.
Terapia basada en el uso de aceites esenciales, que se administran en masajes, vapores o inhalaciones y baños

Terapias psicológicas: consistenen la utilización de herramientas psicológicas para abordar problemas emocionales y físicos.

Son larepresentación o recreación de una situación o conflicto familiar con la ayuda de terceras personas. Los asistentes adoptan el rol de los miembros de la familia. La dinámica permite que afloren sentimientos ocultos en el subconsciente.
Del griego, hypnos que significa "sueño". Es un procedimiento que lleva al paciente a un estado de relajación profunda. En este estado, el subconsciente es muy receptivo, lo que permite introducir nuevas ideas y abordar bloqueos o conflictos del pasado. Se utiliza para tratar enfermedades (fobias, inseguridad, traumas, etc.) y también para ayudar a dejar de fumar, adelgazar, disfunciones sexuales, etc.

 

Historia de la medicina natural

La medicina natural es el método curativo más antiguo de la Historia. Un estudio elaborado en 2012 por investigadores de España, Gran Bretaña y Australia determinó que el hombre de neandertal (28.000 años a.C.) ya conocía y utilizaba los poderes curativos de las plantas medicinales. Los investigadores analizaron las piezas dentales de cinco neandertales hallados en la cueva de El Sidrón, en Asturias y pudieron conocer el tipo de alimentos que ingerían. Entre los restos de sarro de estas piezas dentales había plantas medicinales.

La medicina tradicional china y la ayurveda (India) utilizaban también sustancias naturales hace más de tres mil años; los antiguos chamanes siberianos y los mayas empleaban igualmente plantas medicinales, pero fue en la antigua Grecia donde se dieron los primeros pasos hacia una medicina natural definida y estructurada.
hipocratesFue gracias a Hipócrates (460 a.C.), quien defendía el principio de la autocuración y quien afirmaba que “la naturaleza es el médico de las enfermedades” y “las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros, son las que verdaderamente curan nuestras enfermedades”

Otro nombre importante en la historia de la medicina natural fue Sameul Hahnemann, quien a finales del s. XVIII desarrolló el concepto de medicina homeopática. En esa época, la medicina usaba métodos como la sangría y la purgación y se servía de mezclas de sustancias que a menudo resultaban peligrosas (opio, etc.)

Un poco más tarde, otro alemán, el médico y sacerdote Sebastian Kneipp (1821-1897), ponía los fundamentos de la hidroterapia. Kneipp basaba su método curativo en el ejercicio físico, la alimentación sana, los baños y la fitoterapia.

A finales del siglo XIX, el doctor Benedict Lust, discípulo de Kneipp, fundó en Nueva York la primera escuela de medicina natural norteamericana. Era defensor de las dietas naturistas, de los remedios a base de hierbas y de la homeopatía.

También en aquella época, el doctor norteamericano Andrew Taylor Still desarrolló la osteopatía, mientras el alemán Louis Khune, conocido por sus técnicas de hidroterapia con agua fría, publicaba el libro “La nueva ciencia de curar”. De ella hemos extraído el siguiente fragmento:

“La prueba más elocuente y evidente del efecto de este terrible y desastroso error de la medicina oficial alopática se encuentra en el número cada vez más creciente de hospitales, manicomios, clínicas, casas de salud, etc., que es visto en general como un “progreso” y como signo de perfeccionamiento. Cualquier ser humano en su sano juicio verá que este aumento de prisiones de enfermos en un síntoma de una triste decadencia y de una deplorable incapacidad. Si la medicina oficial alópatica tuviese realmente éxito y difundiese salud, su resultado debería ser la disminución constante de estas instituciones“.

La lista de personalidades científicas que han contribuido al desarrollo de la medicina natural es enorme. Podríamos citar también a Ignaz Von Peczely , precursor de la iriología, a Edward Bach, creador de la terapia de las flores de Bach, a Eduardo Alfonso, autor de numerosos libros sobre la materia y al barcelonés Domingo García Bellsolà, quien dedicó su vida al estudio y la divulgación de la Medicina Naturista.

 

Soluciones de medicina natural para: